Quiche de calabaza y salchichón

Tarta salada de calabaza con salchichón y queso, una receta muy fácil de hacer que queda riquísima.

Ya os contamos que estuvimos por la Sierra de Segura acompañando a un grupo de comunicadores gastronómicos, visitamos algunas empresas, entre ellas Quesería Cortijo la Vicaría en Puente de Génave y Embutidos Angelita en Santiago de la Espada en Santiago-Pontones, de las que nos trajimos diferentes productos, así el queso y el salchichón que vamos a utilizar hoy, ambos cuentan con el distintivo Degusta Jaén Calidad, una marca colectiva comunitaria que engloba a los productos agroalimentarios de la Provincia de Jaén como seña y distintivo de calidad a nivel nacional y europeo.

Un salchichón elaborado de forma tradicional con ingredientes de la máxima calidad, secado con el aire de la Sierra y un queso Jenabe,  semicurado hecho con leche de cabra de forma artesanal, un queso de servilleta que recibe este nombre por la servilleta que sirve de molde y que le da la forma tan característica, además está bañado en aceite de oliva virgen extra.

A continuación os explicamos la receta de tarta salada de calabaza con salchichón y queso con todo el sabor de Degusta Jaén 

Cómo hacer Tarta salada de calabaza con salchichón y queso Degusta Jaén.

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre estirada
  • 2 puerros
  • 200 g de calabaza
  • 100 g de salchichón Embutidos Angelita
  • 100 g de queso Jenabe Quesería Cortijo La Vicaría
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • Pimienta molida
  • Sal

Elaboración

Pelamos los puerros y los cortamos en rodajas, la calabaza la cortamos en dados, ponemos ambas cosas en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal . Cocinamos a fuego suave hasta que la calabaza esté tierna, unos diez minutos. Reservamos.

Picamos el queso y el salchichón, también en dados. En un molde redondo para quiché, ponemos la lámina de hojaldre, pinchamos en la base, encima repartimos la calabaza, el salchichón y el queso. Vertemos por encima los huevos batidos con la nata con un poco de pimienta negra. Metemos en el horno, precalentado, a 180º C unos 25 minutos.

Desmoldamos y ya tenemos lista nuestra tarta salada, perfecta para servir como plato principal o para compartir como aperitivo.

Riquísima, tanto templada como fría, nosotros la hemos acompañado de un poco de ensalada verde. Esperamos que os haya gustado y que os animéis a preparar esta Tarta salada o Quiche de calabaza con salchichón y queso en casa.

 

Productos utilizados en esta receta: